Zaragoza se posiciona en el Corredor Mediterráneo a través del Proyecto Clyma